El  Cortijo nace en 2014 como un espacio de creación independiente por iniciativa del artista Antonio Fernández en el cortijo de sus abuelos, situado a las afueras del municipio de Navas de San Juan (Jaén).

El proyecto surge en un principio de la necesidad de crear un espacio cultural, libre y abierto para la creación, el pensamiento y la reflexión, donde generar encuentros abiertos, compartir ideas, reflexiones, conocimientos y saberes en comunidad, y establecer vínculos y diálogos con el territorio y el mundo rural. Fue así como se conformaron las entonces Jornadas de Arte El Cortijo, -encuentros de creación independientes en el medio rural-.

En 2016, el proyecto da un paso adelante y decide trasladar su residencia y encuentros de arte al mismo municipio de Navas de San Juan, donde comienza a desarrollar su nueva actividad como Encuentros de Arte en el medio rural, hasta día de hoy, para trabajar en relación a la comunidad local, los valores rurales, sociales y culturales del entorno.


Equipo

Antonio López Fernández, Navas de San Juan, 1992

Francisco Javier Vera, Córdoba, 1986

Artista visual

Graduado en Bellas Artes por la Universidad de Granada. Máster en Investigación en Arte y Creación en la Universidad Complutense de Madrid. Estudió fotografía en la Escuela y Centro Internacional de Fografía y Cine EFTI de Madrid. Nació y creció en Navas de San Juan (Jaén) donde cultivó una sensibilidad y un profundo interés por la vida en el campo y la naturaleza. Esto le hizo preocuparse hoy por nuestra relación con el territorio y el paisaje, aspecto que se une a su actual interés por la fotografía y los modos de mirar, pensar y sentir nuestro entorno.
Actualmente, desarrolla su labor en la gestión cultural, desde 2014, como promotor y coordinador de EL CORTIJO.

Músico y cantautor

Técnico en Animación Sociocultural. Máster en Educación Social y Máster en Intervención con Personas de Educación Especial. Artista multidisciplinar, con experiencia en la gestión cultural:
Coordinador del I Festival de Jóvenes Artistas de Córdoba (2006), codirector de Antología de Jóvenes Escritores, Tiempos extraños para ti, autor/director de la Comparsa Femenina de Córdoba (2008-2013), coautor/codirector del Musical Herederas, etc. Socio fundador de CreAcciona – Asociación Sociocultural y desde 2017 coordinador de EL CORTIJO.


Objetivos, valores y principios de actuación

Habitar el rural

EL CORTIJO busca habitar el rural y recuperar los vínculos con el territorio, la tierra y la naturaleza a través de la participación social en las prácticas artísticas y las acciones educativas que promuevan la reflexión crítica sobre los valores del medio rural y las relaciones entre la comunidad local y el entorno.

La creación artística y los procesos creativos, a través de sus diversos lenguajes, nos permiten imaginar y proponer nuevas realidades y modos de relacionarnos con nuestro entorno; de mirar, habitar y sentir el medio rural de forma sostenible, empática y consciente.

«El arte es una de las formas más delicadas y sorprendentes de indagar en el mundo que nos rodea y a través del arte podemos imaginar otros mundos posibles en los que vivir»

Casco Art Institute

Ejes del proyecto

Habitar, pensar, aprender, hacer, educar, crear y vivir desde el procomún. Para nosotros, habitar el rural significa cuidar, poner en valor y defender las diversas formas de vida y culturas o valores rurales que conforman lo rural y que a su vez conviven en armonía y en sostenibilidad con el entorno y la naturaleza.

«El procomún es la escala común de valores de la cual formamos todos parte integral; la cultura y las relaciones que construimos entre nosotros así como con los recursos y con la tierra; las maneras de estar y hacer en común (los cuidados, el reparto, la preservación y la reposición de nuestros bienes comunes con discernimiento, transparencia, empatía, equidad, justicia, conciencia del otro…)»

Helene Finidori

Por ello, nuestro compromiso/labor se basa en:

HABITAR LO RURAL: Recuperar y poner en valor la cultura rural, los saberes y las prácticas locales, así como la memoria, las historias y las labores de sus gentes, de quienes cuidan la tierra y hacen posible la vida rural.

PENSAR/APRENDER DESDE EL TERRITORIO: Crear espacios de encuentro y participación social donde el territorio y la vida cotidiana en lo rural (las historias y la memoria de las personas que conforman la identidad del lugar) sean la fuente de conocimiento y aprendizaje, donde compartir ideas y saberes.

HACER EN COLECTIVIDAD: Crear comunidad y tejer redes a través del arte y la participación social en torno al territorio y en colaboración con otros colectivos o asociaciones locales.

EDUCAR EN LA NATURALEZA: Trabajar en la educación y sensibilización sobre la preservación y el cuidado de la naturaleza y en dar importancia a nuestro entorno como el espacio que nos provee de vida; alimentos, agua y aire.

CREAR DESDE LA EMPATÍA: Fomentar la creación artística como medio o herramienta para imaginar otros modos posibles de relacionarnos y convivir de forma consciente y sostenible con nuestro entorno; de habitar, sentir, mirar, pensar e imaginar el territorio y el paisaje rural.

VIVIR EN COMUNIDAD Y ARMONÍA: Reivindicar una cultura viva que nos ayude a reconectar con la tierra, vivir en armonía y establecer vínculos con el otro y lo otro.

A %d blogueros les gusta esto: